Según un informe de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF) de 2018, después de los créditos comerciales, los préstamos hipotecarios representan el principal activo en el balance de las entidades bancarias (20% aproximadamente del total de activos y 27% del total de colocaciones). Lo anterior, da cuenta que este instrumento es uno de los más usados por los chilenos para acceder a la “casa propia”.

Sin embargo, algunas personas se abstienen de solicitar el crédito porque no cuentan con los ingresos exigidos para concederlo por el banco o entidad financiera. Lo que no saben es que pueden complementar renta para cumplir con este requisito y, por lo tanto, acceder al préstamo.

¿En qué consiste complementar renta para comprar departamento?

En líneas generales, al hablar de complementar renta para fines inmobiliarios, se hace referencia a que el interesado complemente su salario con el de un tercero para lograr el ingreso mínimo exigido por el banco para conceder el crédito.

Por ejemplo, si la entidad financiera pide ingresos iguales o superiores a $1.500.000, y el interesado recibe $800.000 y su esposa $900.000, pueden juntar los dos salarios para que la solicitud de crédito sea evaluada.

Basándose en el monto de ingresos logrado por las dos personas -verificado mediante cotizaciones, liquidaciones de sueldo, entre otros documentos-, a su historial crediticio y a otras variables, el banco decidirá cuánto puede prestarles.

Al respecto, hay que tener presente que, según el mismo informe de la SBIF, el crédito hipotecario no puede superar el 80% del valor de la tasación del inmueble ofrecido en garantía o hipoteca.

¿Con quién puedo complementar renta para un crédito hipotecario?

La asociación para complementar renta para comprar casa se puede realizar únicamente con:

  • El cónyuge.
  • La expareja, si tienen un hijo en común.
  • Un familiar directo (padres, hijos y hermanos).

Una vez que sabes “con quién puedo complementar renta para un crédito hipotecario” debes entender que, si el préstamo es otorgado, ambos asociados (uno en la calidad de acreditado y el otro como coacreditado) firman el contrato y adquieren los mismos derechos y obligaciones sobre la deuda y el inmueble.

En caso de que se presente un divorcio en la pareja, los acuerdos quedan intactos y cuando la propiedad esté completamente pagada les pertenecerá a ambos en un 50%.

No obstante, en algunos casos, el pago del acuerdo crediticio puede quedar condicionado a los términos que pacten las partes en el convenio de divorcio.

¿Y complementar renta para arriendo?

El mismo procedimiento se utiliza en cuanto a complementar renta para arriendo. Básicamente se trata de unir los sueldos con un tercero calificado para completar el ingreso mínimo exigido por el arrendador para firmar el contrato de arrendamiento.

En ese sentido, la posibilidad de complementar renta para arriendo o para acceder a un crédito hipotecario ayuda mucho a las personas a satisfacer la necesidad esencial de un techo, ya sea propio o en alquiler.

Cabe señalar que Inmobiliaria iSiete es experta en la ejecución de proyectos de vivienda. Pero además de vender inmuebles con todo el equipamiento necesario para aumentar la calidad de vida de los residentes, ayuda a los clientes con toda la asesoría necesaria para resolver dudas a la hora de comprar propiedades.

Financiamiento, subsidios, formas de pago y otros aspectos importantes en la compra de propiedades son los temas abordados por expertos profesionales de iSiete, con el objetivo de que los potenciales compradores tomen la mejor decisión.