¿Cómo ahorrar para tu vivienda?

 

Uno de los momentos más importantes es la adquisición de una vivienda, sin embargo, para poder llegar a este punto es necesario haber tenido una planificación para cumplir con ese objetivo y tener una base de ahorro.

Por lo tanto, es fundamental conocer cuáles son las alternativas en el mercado financiero chileno que brindan la posibilidad de ahorrar para una vivienda

Una cuenta de ahorro para la vivienda

Para poder optar a alguno de los sistemas de subsidios del Estado para la compra o la construcción de una vivienda en un centro urbano, rural, nueva o usada, se ha establecido que la persona tiene que contar con un instrumento de ahorro específico para tal fin.

Para esto se tiene que ir personalmente a un banco, cooperativa de ahorro u otra institución que esté regida por las normativas de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF) y el Banco Central de Chile. Luego, se debe especificar a un ejecutivo correspondiente la intención de la apertura de este tipo de cuenta para poder optar, más tarde, a un subsidio habitacional del Estado.

Con este tipo de herramienta es posible generar intereses y reajustes anuales cuando los depósitos son mantenidos por un plazo de tiempo, generalmente 90 días o más. Por otro lado, es posible realizar giros de hasta 30 UF diarios, dependiendo de los requerimientos del tipo de institución que la respalde.

Entre algunos de los requisitos para poder abrir este tipo de cuenta de ahorro se encuentran ser mayor de 18 años, realizar un depósito de apertura de al menos UF 0,5, ser una persona natural sin giro comercial y en algunos casos se pedirá documentar el origen de los fondos, si esto corresponde.

Las cuentas de ahorro se dividen en dos:

  • Cuentas con giro diferido: se pueden realizar rescates de dinero siempre y cuando se entregue una notificación al banco con 30 días de anticipación.
  • Cuentas con giro incondicional: permite giros de dinero sin importar el monto en cualquier momento.

Se debe tener en cuenta que, dependiendo de cada institución, hay diferentes sanciones con respecto a la aplicación de los intereses cuando se retira dinero. Por ejemplo, puede que el reajuste no se realice si en el historial de la cuenta hayan más de 4 retiros anuales.

Fondos Mutuos

Otro de los instrumentos financieros que sirven para aumentar el capital propio para diferentes fines como la compra de una vivienda. Consisten en un conjunto de inversiones agrupadas en acciones, instrumentos de deuda como bonos, pagarés, depósitos a plazo, entre otros. Se dividen en fondos de renta fija o variable, las cuales se diferencian por el nivel de interés y riesgo que generan. Son administrados por una entidad regulada por la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS).

Representan una serie de ventajas de ahorro como:

  • Se pueden realizar inversiones de bajo monto.
  • Los rescates o retiros de dinero se pueden realizar en el momento que el inversor lo necesite.
  • Existe una gran variedad de tipos para cada contexto del inversor considerando el nivel de riesgo que pueda asumir, el plazo que desea tener el dinero en la cartera o sus objetivos.
  • Algunos cuentan con ventajas tributarias.

 

La compra de un hogar conlleva muchos beneficios que deben motivar a las personas a formar hábitos para ahorrar para una vivienda y así poseer un capital propio para cumplir con la meta. Lo importante es escoger una inmobiliaria que ofrezca servicios de orientación y calidad en cada uno de los proyectos.